El fabuloso mundo de los interruptores

Posted by on mar 12, 2013 in Curiosidades | No Comments
El fabuloso mundo de los interruptores

Para empezar decir que me negaba rotundamente a escribir algún blog en mi vida y aquí me tenéis, escribiendo palabras en un Word que en poco tiempo estará colgado en la red y donde miles de usuarios de internet las leerán. Es curioso como la insistencia en algo acaba realizándose.

Como era de esperar me ha tocado hablaros de algo que me resulte divertido, pues tenemos un problema, TODO me resulta divertido. Obviamente es una afirmación muy fuerte y directa. Evidentemente no todo me parece divertido, pero sí se le puede sacar a todo un punto divertido y agradable, que en los tiempos que vivimos nos hace falta a todos. Como ya he descrito anteriormente voy a sacarle el punto divertido a cosas en el mundillo de la iluminación que es al que nos remite el blog.

Dado que es mi primer post voy a hablaros de los interruptores. Sí, interruptores. Por si no ha quedado claro y aún no te crees lo que estás leyendo, sí, interruptores.

¿A que nunca te habías planteado que pudiera haber algo divertido en un interruptor? Un interruptor es algo más que un dispositivo que permite desviar o interrumpir el curso de una corriente eléctrica. De ahí viene su nombre, de “interrumpir-interruptor-coitos interruptus” sabéis por donde voy. La gracia es que no le ponemos la atención que se merece al interruptor. Es un cacharrito que está y estará por siempre jamás en todas partes, ya sea visible o invisible. Siempre ha de haber algo que interrumpa el flujo eléctrico. Pues bien, ya que todos tenemos uno en casa os propongo que os acerquéis al más cercano y lo observéis. El mío por ejemplo (rodeado de gotelé y pringado de gotelé) tiene un aspecto de lo más siniestro. Da la sensación de que al tocarlo encenderé la bombilla correspondiente y se apagarán mis neuronas debido a la electrocución. Los hay de todo tipo, con tornillos que sobresalen, sin tornillos, de plástico, ¡de metal!, con cables”pelaos” y otros sin pelar. También tienen muchos nombres: simples, dobles, triples, cuádruples, quíntuples, conmutadores, magneto térmicos, ¡magneto térmicos!, de pulsador y el más conocido como el interruptor de pera. Aunque parezca mentira existe un interruptor que no tiene ningún nombre técnico y se denomina “de pera”. En mi experiencia os diré que cuando lo descubrí no fue por gusto, dado que al grito de: -Ten cuidado al dar la luz que no está puesta la pera. Yo respondí: – ¡Qué pera ni qué leches…! Error de novato y pequeña electrocución de corriente alterna de 220V.

Al recibir esa descarga comprendí que mi mundo pasaba por la electricidad y de ahí a la luz. Es mentira, solo quería poner una excusa para seguir con el hilo del post. Como os comentaba, el mundo de los interruptores es fascinante y mirando por internet he encontrado algunos ejemplos bastante curiosos. Lo mejor de todo es el tema escogido por los fabricantes para este tipo de aparatitos.

interruptores

Evidentemente esta imagen no se corresponde con un interruptor de pera, pero podría pasar perfectamente por uno de ellos si no fuera porque no hay interruptores de pera dobles. Me tiene bastante sorprendido el tema porque la verdad es que se usa incluso para campañas publicitarias.

interruptores

Pero el que se lleva la palma es el de la siguiente imagen. Creo que habla por sí sola. Yo la compraría.

interruptores

Si ya crees que esto es todo, solo te he dejado un pequeño ejemplo, en la red hay miles de ejemplos que os dejo que descubráis por vosotros mismos.

Para ir finalizando animaros a recomponer y a modificar vuestros interruptores, siempre bajo la supervisión de un adulto, y si ya eres adulto, hazlo bajo la supervisión de un electricista.

Leave a Reply

%d personas les gusta esto: